ANDREA FELICI

ANDREA FELICI

Entre Apiro y Cupramontana, en el verdadero corazón de las tierras de Verdicchio, durante generaciones cuidamos de nuestros viñedos con todo el amor del mundo. Tratamos de hacer vinos reales, que hablan de nuestra hermosa tierra y también de algunos de nosotros, de nuestra pasión y terquedad que nos han llevado a hacer tantos sacrificios y algunas renuncias, incluso a avanzar para intentar siempre obtener lo mejor de nuestra diez hectáreas de viñedo. Parece que finalmente estamos teniendo éxito. Las críticas nos hablan bien y nuestros vinos están presentes en muchos restaurantes importantes.

Pero el camino todavía es largo, lo sabemos. Y es por eso que seguimos haciendo de cada año un pequeño paso adelante, porque es el Verdicchio, la variedad de uva blanca más grande del mundo, lo que lo impone.